Cuatro actores para la formación de ciudadanos responsables en el uso de Internet.
La vía de acción que proponemos para
lograr una sana convivencia en nuestra “vida digital” parte de lo siguiente: la
supervisión en casa por parte de los padres, la acción formadora en las
escuelas, el apoyo de entes gubernamentales y empresas de telecomunicaciones.
La Familia. La supervisión en casa por parte de los
padres
Los padres tenemos un rol fundamental,
debemos estar atentos de lo que nuestros hijos hacen en línea, debemos estar
tan presentes como lo hacemos en la vida real. Debemos capacitarnos y mostrar
habilidades en el uso de las TIC.  Nosotros, los padres, debemos apoderarnos de
la tecnología, nuestros hijos deben vernos como un referente, no como un sujeto
atemorizado y desconfiado; deben saber que pueden acudir a nosotros en busca de
ayuda, de un consejo.
La Escuela, y su acción formadora en clase
Las instituciones educativas pueden
establecer programas de formación en el uso de las TIC y de los dispositivos de
conexión. Las escuelas cuentan con el apoyo de distintas asociaciones y ONGs
que han asumido el rol formador y de especialización en el tema. Los directores
y asociaciones de padres (AMPA) cuentan con el apoyo de sus docentes y de estas
asociaciones para diseñar programas creados o no a la medida de sus alumnos. Los
niños deben desarrollar las competencias digitales del nuevo milenio
establecidas por la Unión Europea, y entre ellas encontramos “convertirse en un
ciudadano responsable en el uso de las TIC”. 
Los colegios tienen mucho que aportar en la capacitación de sus alumnos
en la ciberciudadanía, poseen la experiencia y recursos didácticos para
hacerlo, conocen el entorno, sus problemáticas y recursos socio económicos. Las
escuelas tienen la capacidad técnica para formar a sus alumnos y docentes en
los protocolos de acción en caso de usuarios abusivos: los niños deben saber
con certeza  a quién acudir y qué pueden
hacer en estos casos.
El Gobierno, y el apoyo de sus
instituciones
Sabemos que los Ayuntamientos y el Estado
en general aporta recursos y apoyo logístico para el desarrollo de iniciativas
que promuevan la sana convivencia en Internet, por otra parte provee a través
de la Policía y la Guardia Civil de protocolos de auxilio y apoyo a las
víctimas. Estos organismos, tienen un papel importantísimo en la prestación de
apoyo a las victimas de delitos informáticos o de usuarios abusivos y
acosadores, la difusión de estos procedimientos es lo que no se ha completado, hemos
observado en nuestras clases que nuestros alumnos (niños, adolescentes y
padres) desconocen el rol juegan estos organismos en la resolución de estos casos.
Creemos que aún hay mucho por hacer y en
esa línea trabajamos en la búsqueda de patrocinio para llevar nuestras
propuestas y acción formadora a más personas, instruyendo y captando agentes de
transformación y difusión de nuestros planteamientos.

(NOTA: el estado también tiene en sus
manos el poder de legislar y crear ordenanzas, decretos y leyes que regulen,
sin coartar la libertad de expresión, nuestros comportamiento en línea.)
Las Empresas de telecomunicaciones
Como proveedores del servicio y de los
dispositivos de conexión, tienen mucho que aportar y contribuir. Quien más que estas
para apoyar iniciativas de capacitación a sus consumidores.  Las Empresas de Telecomunicaciones cuentan
con personal cualificado y recursos para generar o validar programas educativos.
Al mismo tiempo para colaborar con los organismos del estado, las escuelas y
las familias en la solución de problemas. Muchas empresas han creado programas
de voluntariado con sus empleados, han financiado estudios y campañas de
capacitación que valoramos. 

Pero no sólo las empresas de
telecomunicaciones pueden aportar sus recursos técnicos y financieros en la
formación de ciberciudadanos, la tecnología está en todo; todos nos
beneficiaremos de lo que se invierta en formar ciudadanos responsables.
Cada uno de estos actores tiene un rol
que cumplir en la formación de los usuarios responsables de internet, pero únicamente
su acción en conjunto o trabajo mancomunado propiciará el éxito.

Deja un comentario