A continuación algunos consejos para proteger a tu equipo de
esos despiadados programas:


Ten cuidado con los programas que descargas de Internet, instala sólo aquellos que bajes de páginas reconocidas. Las páginas con buena reputación son aquellas en la cuales puedes encontrar quienes son sus dueños, patrocinantes, o personas responsables.
No abras todos los correos electrónicos que recibas, muchas veces los virus se apoderan de las libretas de direcciones de tus amigos y comienzan a mandar mensajes infectados. 

NOTA: No es de buena educación estar reenviando cualquier mensaje a nuestros contactos, seguro ellos estarán ocupados en cosas más importantes.

No conectes tus memorias flash en cualquier equipo, se muy celoso de ello. Puedes tener un pendrive para transportar documentos a computadoras de dudosa reputación, (por ejemplo para ir a sitios de impresión o sitios de conexión a Internet). Éstos nunca los introduzcas en tu equipo, formátealos o borrarlos con regularidad.
Utiliza la nube como unidad de almacenamiento y como medio de compartir documentos, ello garantiza: no sólo la eliminación de duplicación de ficheros, sino también mantener nuestros archivos libre de virus.
 No te conectes a redes WIFI que no conozcas.
Mantén con contraseña (o cerrada) la red WIFI de tu casa u oficina, cambia con regularidad la contraseña de tu red inalámbrica.
Mantén actualizado tu sistema operativo.  Descarga periódicamente las actualizaciones
que estén disponibles, en PC a través de “Windows Update” y “Office Update” o
de “Actualización de software” en MAC. Estas actualizaciones eliminan errores
del sistema o huecos de seguridad que han sido detectados.
Navega más seguro.
Internet Explorer es el navegador más difundido y usado, por ello más atacado y
vulnerable. Navegadores menos conocidos ofrecen más opciones de seguridad que
el Explorer; Morzilla, Safari, o Chrome son tres buenas alternativas, además
pueden ser descargados gratuitamente.
Selecciona un software de antivirus. Este es un punto álgido, ya veremos porque. Muchos de los PC que corren Windows vienen con una versión de antivirus de prueba la cual caduca a los pocos días. Si al evaluar su efectividad has quedado satisfecho, lo mejor será pagar por su licencia.  Una práctica común es instalar una versión pirata, la cual puede venir infectada, muchas de las aplicaciones publicadas con ese fin de distribución son colocadas con mala intensión. Otra práctica es instalar varias aplicaciones, las cuales en algunos casos pueden ser incompatibles o generar conflictos en la máquina. Nosotros creemos que lo mejor es documentarse sobre como prevenir la contaminación, como lo haríamos con nuestra salud. Por otra parte hay sistemas operativos más vulnerables que otros. Windows es el blanco predilecto, mientras que otros como OSX de MAC brinda más seguridad. Es preferible mantenerse sano a contar con el mejor equipo médico,  ellos también pueden equivocarse, así como los antivirus no siempre tienen todas las protecciones contra los ataques de los forajidos digitales.

Deja un comentario